La Feria de Abril en Sevilla: Color y Alegría Andaluza | Guía Completa 2023

La Feria de Abril en Sevilla: Color y Alegría Andaluza

Historia y Orígenes de la Feria de Abril en Sevilla

Inicios en el Siglo XIX

La Feria de Abril de Sevilla tiene sus inicios en el año 1846. Fue entonces cuando un concejal vasco, José María Ybarra, y un catalán, Narciso Bonaplata, propusieron la idea de una feria para el fomento del comercio agrícola y ganadero en la ciudad. El Ayuntamiento de Sevilla aprobó esta iniciativa, y en abril de 1847 se celebró la primera edición de la Feria de Abril.

Ubicada en el Prado de San Sebastián, el evento comenzó con una fuerte orientación agrícola, siendo un mercado donde los agricultores y ganaderos exponían y vendían sus productos. A lo largo de los años, la feria evolucionó para incluir elementos festivos y de entretenimiento, convirtiéndose en una festividad de gran relevancia para la ciudad y sus habitantes.

Transición hacia lo Festivo

Durante los primeros años, la Feria de Abril mantenía un carácter esencialmente comercial, pero con el tiempo, comenzaron a añadirse elementos festivos. Los asistentes no solo acudían a hacer negocios, sino también a disfrutar de la música, la comida y la compañía. Este cambio fue influenciado por la cultura popular sevillana y el ambiente festivo típico del sur de España.

A mediados del siglo XIX, la feria empezó a mostrar una clara transformación. Las tardes y noches se llenaban de bailes flamencos, cantes y diversión. Las casetas, inicialmente destinadas a dar sombra y reposo a los visitantes, comenzaron a adornarse y convertirse en puntos de reunión social. La Feria de Abril había comenzado a transformarse en una verdadera celebración cultural.

El Movimiento hacia Los Remedios

El traslado de la feria al barrio de Los Remedios en 1973 marcó un hito significativo en la historia de la feria. La congestión creciente en el Prado de San Sebastián y la necesidad de un espacio más amplio llevaron a esta decisión. Este nuevo emplazamiento permitió una expansión de la feria, aumentando el número de casetas y atracciones.

Con la mudanza, la feria adquirió su configuración actual, con calles denominadas con nombres de toreros famosos y un diseño más ordenado y accesible. También se establecieron nuevas reglas y organización para los vehículos y el tránsito de caballos, elementos cruciales para preservar el carácter tradicional del evento.

Elementos Tradicionales y Modernización

Una de las características distintivas de la Feria de Abril es la coexistencia de tradición y modernidad. Las mujeres vestidas con trajes de flamenca, los hombres con trajes cortos y sombreros cordobeses, y la presencia de carruajes de caballos son elementos que reflejan el profundo arraigo cultural de la feria.

Además, las casetas, a menudo propiedad de familias, asociaciones o empresas, juegan un papel central en la feria. Decoradas con farolillos y colores vivos, cada caseta ofrece a sus visitantes una experiencia única de hospitalidad, música y gastronomía. Aunque la mayoría son privadas, existen casetas públicas que permiten a los turistas y a quienes no pertenecen a ninguna entidad disfrutar igualmente de la feria.

En cuanto a la modernización, la feria ha sabido adaptarse a los tiempos sin perder su esencia. La iluminación, conocida como «el alumbrado», ha ido incorporando tecnologías más avanzadas, y la seguridad y servicios han mejorado con el paso de los años, haciendo la experiencia más cómoda para los asistentes.

Impacto Cultural y Social

La Feria de Abril no solo es un evento local, sino que ha alcanzado una relevancia internacional. Atrae a miles de visitantes de distintas partes del mundo, dispuestos a experimentar de primera mano la magia y el encanto de esta celebración. La feria es un escaparate de la cultura sevillana, donde el arte, la música y la gastronomía andaluza se muestran en todo su esplendor.

El evento también tiene un impacto económico significativo en Sevilla, generando empleo y beneficiando a diversos sectores, como la hostelería, el comercio y el turismo. La demanda de servicios y productos locales se incrementa notablemente durante las semanas previas y durante el desarrollo de la feria.

Las Portadas de la Feria

Uno de los símbolos más icónicos de la feria es su portada. Cada año, la entrada principal del recinto ferial, conocida como «la portada», se diseña y construye con una temática diferente, inspirada en elementos de la historia y cultura de Sevilla. La inauguración oficial de la feria comienza con el encendido de esta portada, un momento conocido como el «alumbrao».

Construida generalmente con materiales ligeros y decorada con miles de bombillas, la portada es un punto de referencia y un lugar emblemático para las fotografías de los visitantes. Su diseño es esperado con entusiasmo y suele ser objeto de admiración y orgullo para los sevillanos.

La Semana de Feria

A lo largo de la semana que dura la Feria de Abril, la ciudad de Sevilla vibra con una energía especial. Las calles del recinto ferial se llenan de bullicio, música y danzas. Durante el día, el paseo de caballos y carruajes es uno de los espectáculos más vistosos, donde los jinetes y amazonas muestran sus elegantes atuendos y monturas.

Por la noche, las casetas se convierten en el centro de diversión, con actuaciones de grupos de música, bailes y la degustación de platos típicos como el «pescaito frito» y bebidas como el rebujito, una mezcla de vino manzanilla con refresco de gaseosa. La feria es una combinación perfecta de tradición, cultura y disfrute.

El Futuro de la Feria de Abril

Con el paso de los años, la Feria de Abril ha demostrado su capacidad de adaptarse y crecer. A pesar de los desafíos que puedan surgir, como factores económicos o situaciones excepcionales, la feria sigue siendo un evento esperanzador que simboliza la identidad y la alegría del pueblo sevillano.

La feria continúa siendo un punto de encuentro generacional donde se transmiten costumbres y se crean nuevos recuerdos. A medida que la tecnología y las tendencias cambian, la esencia de la Feria de Abril permanece, asegurando que las futuras generaciones también puedan disfrutar y celebrar esta histórica y vibrante festividad.

La Feria de Abril: Tradiciones y Costumbres Andaluzas

La Feria de Abril, celebrada en Sevilla, es uno de los eventos más emblemáticos de Andalucía. Esta festividad comenzó en 1847 como una feria ganadera, pero con el tiempo ha evolucionado hasta convertirse en una celebración popular llena de tradiciones y costumbres.

Origen y Evolución

La primera Feria de Abril se llevó a cabo el 18 de abril de 1847. Desde sus inicios como una feria agrícola y comercial, ha crecido hasta convertirse en un evento de reconocimiento internacional, atrayendo a millones de visitantes de todo el mundo.

El Alumbrado

La Feria de Abril comienza con el «alumbrao», el encendido de miles de bombillas que iluminan la portada de la feria. Este momento marca el inicio oficial de las festividades y suele atraer a una gran multitud de personas ansiosas por disfrutar de la semana de celebración.

Las Casetas

Uno de los elementos más característicos de la Feria de Abril son las casetas. Estas estructuras temporales están decoradas al estilo andaluz y sirven como punto de encuentro para amigos y familias. Las casetas pueden ser privadas, reservadas para miembros de familias, asociaciones o empresas, mientras que otras son públicas y están abiertas a todos los visitantes.

Trajes Típicos

Durante la feria, es común ver a hombres vestidos con trajes de corto y a mujeres con trajes de flamenca o de gitana. Los trajes de flamenca son particularmente llamativos y coloridos, a menudo adornados con volantes y complementados con mantones y peinetas.

La Gastronomía

La Feria de Abril es también una fiesta para los sentidos y el paladar. En las casetas se pueden degustar algunos de los platos más tradicionales de la gastronomía andaluza, como el pescaíto frito, las tapas, los montaditos y el jamón ibérico. Todo esto acompañado de vinos locales, rebujito y otros licores típicos.

Bailes y Música

La música es una parte esencial de la Feria de Abril. El flamenco y las sevillanas resuenan en cada rincón de la feria, y es común ver a la gente bailando en las casetas y por las calles de la feria. Las sevillanas, en particular, son el baile más típico y se interpretan en pareja al ritmo de la guitarra y las palmas.

El Paseo de Caballos

El paseo de caballos es otra de las tradiciones más destacadas. Cada día, jinetes y amazonas desfilan por el recinto ferial montando sus caballos y enganches decorados. Es una oportunidad para admirar la belleza de los caballos andaluces y la destreza de sus jinetes.

La Calle del Infierno

Para los más jóvenes y los amantes de las emociones fuertes, la Calle del Infierno es una parada obligada. Esta área está repleta de atracciones de feria, desde montañas rusas hasta carruseles, pasando por puestos de juegos y casetas de tiro. Es el lugar perfecto para disfrutar de una dosis de adrenalina.

Quizás también te interese:  Consejos para buscar empleo en Motilleja: Encuentra oportunidades laborales en tu localidad

Los Fuegos Artificiales

La semana de la Feria de Abril culmina con un espectacular show de fuegos artificiales que pone el broche final a la festividad. Este espectáculo pirotécnico ilumina el cielo de Sevilla, ofreciendo un cierre memorable a una semana llena de tradiciones y costumbres andaluzas.

Las Madrugás

Durante la feria, es común que las casetas permanezcan abiertas hasta altas horas de la madrugada. Los sevillanos y visitantes aprovechan cada minuto para bailar, cantar y socializar, prolongando la celebración hasta el amanecer.

Agenda de Eventos y Actividades en la Feria de Abril de Sevilla

Quizás también te interese:  Los 10 mejores gimnasios en Vitoria Gasteiz que debes visitar este año

Feria de Abril de Sevilla: Inauguración y Alumbrado

El evento más esperado de la Feria de Abril de Sevilla es sin duda su inauguración, marcada por el alumbrado. Este momento mágico se lleva a cabo el lunes a medianoche, cuando se iluminan miles de bombillas que dan vida a la portada de la feria y a las calles del Real de la Feria.

El Paseo de Caballos

Una de las actividades más emblemáticas es el Paseo de Caballos, que tiene lugar todos los días a partir del mediodía. Caballos y jinetes ataviados con trajes tradicionales recorren todo el recinto, convirtiendo cada esquina en un espectáculo digno de admiración.

Casetas: Corazón de la Feria

Las casetas son el alma de la Feria de Abril de Sevilla. Desde la inauguración hasta el cierre, estas coloridas estructuras son el punto de encuentro de amigos, familias y visitantes. En cada caseta se puede disfrutar de música, baile y gastronomía típica.

Conciertos y Actuaciones

Durante toda la semana, la Feria de Abril ofrece una extensa programación de conciertos y actuaciones de artistas locales y nacionales. Estos eventos tienen lugar tanto en las casetas como en escenarios al aire libre, proporcionando una amplia variedad de estilos musicales.

Tradición y Modernidad: Compatibles en la Feria

La Feria de Abril de Sevilla es una fusión perfecta entre tradición y modernidad. Además de las actividades tradicionales como el baile por sevillanas y el flamenco, cada año se incorporan nuevas propuestas que atraen a un público más joven.

Comidas y Bebidas Típicas

No se puede hablar de la Feria de Abril sin mencionar su deliciosa oferta gastronómica. Entre los platos más populares se encuentran el pescaíto frito, las tortillas de camarones y los montaditos. Todo ello se acompaña con la bebida típica por excelencia: el rebujito.

  • Pescaíto Frito: Un clásico de la gastronomía andaluza, perfecto para disfrutar en cualquier caseta.
  • Tortillas de Camarones: Otra delicia que no puedes dejar de probar.
  • Montaditos: Pequeños bocadillos que son ideales para compartir.
  • Rebujito: La bebida más popular de la feria, hecha con manzanilla y refresco de lima-limón.

Juegos y Diversión en el Calle del Infierno

El Calle del Infierno es el área de atracciones y juegos de la feria. Desde montañas rusas hasta carruseles, es el lugar perfecto para que tanto niños como adultos disfruten de un momento de diversión y adrenalina.

Fuegos Artificiales: El Gran Final

La Feria de Abril concluye con un espectáculo de fuegos artificiales el domingo por la noche. Este evento pone el broche de oro a una semana repleta de emociones y actividades, iluminando el cielo sevillano con colores y formas que dejan a todos con la boca abierta.

Días Poseulnivos

A lo largo de la semana, cada día tiene su propia temática y actividades. Entre las más destacadas están:

  • Lunes: Inauguración y alumbrado.
  • Martes: Día de los niños, con descuentos y promociones en atracciones.
  • Miércoles: Día del Flamenco, con actuaciones especiales en las principales casetas.
  • Jueves: Día de los visitantes, con eventos pensados para quienes vienen de fuera de Sevilla.
  • Viernes: Día de la Juventud, ideal para los más jóvenes, con conciertos de música actual.
  • Sábado: Día de la Familia, con actividades para todas las edades.
  • Domingo: Clausura y fuegos artificiales.

Consejos para Visitantes

Para disfrutar al máximo de la Feria de Abril de Sevilla, es recomendable seguir ciertos consejos:

  1. Ropa: Viste ropa cómoda pero elegante, idealmente un traje de flamenca o un traje corto para caballeros.
  2. Horario: Planifica tu visita y respeta los horarios de las actividades y servicios.
  3. Casetas: Investiga un poco sobre las casetas más recomendadas y procura visitarlas.
  4. Hidratación: Bebe mucha agua, especialmente si piensas bailar o estar al aire libre por mucho tiempo.

Transporte y Alojamiento

Sevilla cuenta con una excelente red de transporte público que facilita el acceso a la feria. Existen líneas especiales de autobuses y tranvías que operan durante toda la semana. Además, es aconsejable reservar tu alojamiento con antelación, ya que la demanda es muy alta durante esta temporada.

Música y Baile: Elementos Esenciales

La música y el baile son elementos esenciales en la Feria de Abril de Sevilla. Durante toda la semana, es común ver espontáneas actuaciones de baile en las calles del recinto. La sevillana y el flamenco son los estilos predominantes y siempre hay espacio para aprender unos pasos.

Concursos y Premios

La feria también incluye diversos concursos, como el de mejor traje flamenca, caballo mejor engalanado y caseta más bonita. Estos concursos añaden una dosis de emoción y competitividad a los eventos de la semana.

La Feria de Día y Noche

La Feria de Abril se vive de dos maneras: al día y a la noche. Durante el día, el ambiente es más familiar y tranquilo, ideal para disfrutar del paseo de caballos y visitas a las casetas. Por la noche, el ambiente se transforma y la fiesta se alarga hasta altas horas de la madrugada.

Estos son algunos de los eventos y actividades más destacados que forman parte de la Agenda de la Feria de Abril de Sevilla. Cada uno de estos momentos contribuye a crear uno de los eventos más esperados y queridos, no solo en Sevilla, sino en toda España.

Qué Comer y Beber en la Feria de Abril: Delicias Típicas Andaluzas

Platos Típicos para Probar

En la Feria de Abril, uno de los mayores atractivos es la gastronomía andaluza. Dentro del recinto ferial, se puede encontrar una gran variedad de platos tradicionales que deleitan a locales y visitantes. Entre ellos, el pescaito frito es una auténtica obra maestra, destacando por su sabor fresco y crujiente. Se suele servir en cucuruchos de papel, lo que facilita su degustación mientras se pasea por la feria.

Otra opción imperdible es el jamón ibérico. Cortado en finas lonchas, este manjar es perfecto para disfrutar con una copa de vino. La calidad del jamón en Andalucía es insuperable, y en la Feria de Abril se presenta en su máxima expresión.

Las tortillas de camarones, provenientes de la costa gaditana, son una delicia. Estas pequeñas tortillas están hechas de harina de garbanzo, camarones y perejil, y se fríen hasta obtener una textura crujiente. Son ideales para compartir y disfrutar en grupo.

No se puede dejar de mencionar el salmorejo, una crema fría a base de tomate, pan, aceite de oliva y ajo. Su textura suave y su refrescante sabor lo convierten en un plato ideal para las cálidas temperaturas de la primavera sevillana. Se sirve habitualmente con trozos de jamón y huevo duro como guarnición.

Tapas Imperdibles

Las tapas son una parte integral de la cultura gastronómica andaluza, y en la Feria de Abril, disfrutar de ellas es casi obligatorio. Entre las tapas más populares destacan las croquetas caseras, rellenas de jamón, bacalao o espinacas. Cada bocado es una explosión de sabor gracias a su cremoso interior y su crujiente exterior.

Otro clásico son las berenjenas fritas con miel. La combinación de la berenjena crujiente y la dulzura de la miel de caña resulta irresistible. Además, es una opción apta para vegetarianos que también pueden disfrutar de la gastronomía en la feria.

Los montaditos, pequeñas rebanadas de pan con variados ingredientes, son otra opción popular. Desde los clásicos de lomo y pimiento hasta combinaciones más innovadoras, siempre hay un montadito para cada paladar.

Bebidas Típicas

Para acompañar la comida, nada mejor que las bebidas tradicionales de la Feria de Abril. La manzanilla es el vino por excelencia de la feria. Procedente de Sanlúcar de Barrameda, este vino fino y seco se bebe muy frío y es perfecto para refrescarse.

Quizás también te interese:  Los mejores gimnasios en Hoya Gonzalo: descubre las opciones más populares para mantenerse en forma

Otra opción muy popular es el rebujito. Esta bebida se prepara mezclando manzanilla con refresco de limón y mucho hielo, resultando en una bebida muy refrescante y fácil de beber. Es la elección favorita para mantener el ritmo durante largas jornadas de fiesta.

No podemos olvidar el vino fino, similar a la manzanilla pero con ligeras diferencias en su producción. Procedente de Jerez, este vino también se consume muy frío y acompaña perfectamente a las delicias saladas de la feria.

Dulces y Postres

Después de disfrutar de platos salados y tapas, los dulces no pueden faltar. Las torrijas son un postre típico que no puede faltar en la Feria de Abril. Estas rebanadas de pan empapadas en leche, rebozadas en huevo y fritas, se endulzan con azúcar y canela, logrando un sabor único.

Otro dulce esencial son los pestiños. Estos pequeños pasteles fritos, cubiertos de miel, son una auténtica delicia. Su textura crujiente y su sabor dulce los convierten en el postre perfecto para cerrar una comida.

Los buñuelos, rellenos de crema o chocolate, son también muy populares en la feria. Su masa esponjosa y su relleno dulce los hacen irresistibles para los amantes de los postres.

Quesos y Embutidos

Los quesos andaluces son otro manjar imprescindible en la Feria de Abril. Quesos de cabra y oveja, curados y frescos, ofrecen una variedad de sabores y texturas que satisfacen a los paladares más exigentes. Se suelen servir acompañados de almendras y miel.

Los embutidos como el chorizo, salchichón y morcilla son ideales para acompañar con un buen vino. Estos productos curados muestran la riqueza de la tradición charcutera andaluza.

Tratas Regionales

Cada región andaluza aporta su toque especial a la gastronomía de la Feria de Abril. Por ejemplo, de la Sierra de Huelva llega el exquisito jamón de Jabugo, considerado uno de los mejores del mundo. Este jamón se caracteriza por su sabor intenso y su textura suave.

De Córdoba no puede faltar el flamenco, famoso por su participación activa en la feria. Este se refleja también en sus recetas, ofreciendo el rabo de toro, un plato tradicional con carne tierna y sabrosa que se cocina a fuego lento hasta que se deshace en la boca.

Productos del Mar

No todo es tierra en la Feria de Abril; los productos del mar tienen su lugar destacado. Las gambas al ajillo, servidas en cazuelas de barro, son una delicia para el paladar. Este plato, sencillo pero lleno de sabor, combina gambas con ajo y aceite de oliva virgen extra.

Quizás también te interese:  Descubre los imprescindibles: qué ver en Búger, Mallorca

Además, el atún de almadraba es otro producto estrella. Pescado de manera tradicional, este atún rojo es famoso por su calidad y su sabor. Se puede degustar de diversas formas, ya sea en tartar, a la plancha o en guisos.

Desayunos Andaluces

También cabe destacar los desayunos típicos. El pan con aceite y tomate es un clásico andaluz. Este sencillo pero delicioso desayuno se prepara con pan tostado, aceite de oliva virgen extra y tomates frescos rallados, a veces acompañado de jamón o queso.

Otro tradicional es el mollete de Antequera, un pan blando y esponjoso que se puede rellenar con diversos ingredientes. Es una opción perfecta para comenzar el día con energía.

En la Feria de Abril, tanto la comida como la bebida son una parte fundamental de la experiencia. Desde el pescaito frito hasta el rebujito, cada rincón de la feria ofrece una oportunidad para disfrutar de la rica gastronomía andaluza.

Consejos para Disfrutar al Máximo de la Feria de Abril en Sevilla

La Feria de Abril en Sevilla es una de las fiestas más emblemáticas de España, llena de color, música y tradición. Para que puedas disfrutar de este evento al máximo, aquí te ofrecemos una serie de consejos útiles.

Planifica tu Visita con Anticipación

La Feria de Abril es una celebración muy popular, por lo que es recomendable planificar tu visita con antelación. Reserva tu alojamiento y vuelos con tiempo para evitar precios altos y asegurar disponibilidad.

Conoce el Recinto Ferial

El recinto ferial, conocido como el Real de la Feria, se divide en calles y casetas. Familiarízate con el mapa del Real para ubicar fácilmente las casetas que deseas visitar y los principales puntos de interés.

Elige el Vestuario Adecuado

La vestimenta típica es parte fundamental de la Feria. Las mujeres suelen llevar el traje de flamenca, mientras que los hombres visten traje corto o de gala. Si no dispones de indumentaria tradicional, opta por ropa cómoda y apropiada para el clima.

Aprovecha el Transporte Público

Para evitar el tráfico y el problema de aparcamiento, utiliza el transporte público. Sevilla cuenta con autobuses y tranvías que te llevarán directamente al recinto ferial. Además, muchas líneas especiales se habilitan durante estos días.

Prueba la Gastronomía Local

La Feria de Abril ofrece una gran variedad de platos típicos andaluces. No te pierdas especialidades como las tapas, el pescaíto frito y los vinos de la región. Los puestos y casetas son perfectos para degustar estas delicias.

Disfruta del Espectáculo Flamenco

En casi todas las casetas se pueden disfrutar actuaciones de flamenco en vivo. Aprovecha para ver este arte en su máximo esplendor y, si te animas, participa en los bailes tradicionales.

Participa en las Atracciones

El recinto cuenta con una zona de atracciones conocida como la Calle del Infierno. Diversión para todas las edades con una amplia gama de actividades y juegos mecánicos que no te puedes perder.

Visita las Casetas Públicas

Aunque muchas casetas son privadas, existen varias casetas públicas abiertas a todos los visitantes. Estas casetas suelen ofrecer música y baile para que disfrutes sin necesidad de invitación.

Lleva Efectivo

Aunque cada vez más casetas aceptan pagos con tarjeta, es recomendable llevar efectivo por si acaso. Así evitarás contratiempos y podrás comprar tranquilamente en todos los puestos y atracciones.

Cuida tus Pertenencias

Para evitar imprevistos, mantén siempre tus pertenencias seguras. Lleva solo lo necesario y guarda tu cartera y móvil en bolsillos seguros o dentro de un bolso cerrado. La multitud puede ser un lugar propicio para carteristas.

Disfruta del Alumbrado

No te pierdas el alumbrado, el acto inicial con el que da comienzo la Feria de Abril. La noche del lunes, todas las luces del recinto se encienden, creando un ambiente mágico que debes presenciar al menos una vez.

Participa en el Martes del Pescaíto

La noche del lunes al martes se celebra el Pescaíto, una cena tradicional donde se consume pescado frito en compañía de amigos y familiares. Es una excelente oportunidad para integrarte en la cultura local.

Aprovecha los Paseos a Caballo

Durante los días de Feria, es común ver carruajes y caballos engalanados. Si tienes la oportunidad, realiza un paseo a caballo o en carroza para vivir la Feria desde otra perspectiva.

Conoce las Tradiciones

Antes de asistir a la Feria, infórmate sobre las tradiciones y costumbres locales. Participa en la feria con respeto y curiosidad para integrarte plenamente y disfrutar de una experiencia auténtica.

Protégete del Sol

Quizás también te interese:  Descubre los imprescindibles: qué ver en Busot, la joya oculta de la Costa Blanca

El clima en Sevilla puede ser muy caluroso durante estos días. Utiliza protector solar, sombreros y gafas de sol para protegerte, y lleva siempre una botella de agua para mantenerte hidratado.

Sigue los Horarios

La Feria de Abril tiene un horario establecido para las diferentes actividades. Asegúrate de conocer los horarios de apertura y cierre del recinto, así como de los principales eventos, para no perderte nada importante.

Utiliza Redes Sociales

Sigue las cuentas oficiales de la Feria de Abril en redes sociales para obtener información actualizada y participar en las diferentes actividades y concursos que se puedan organizar.

Comparte y Disfruta con Amigos

La Feria de Abril es una fiesta para compartir. Asiste en compañía de amigos y familiares para disfrutar al máximo de todas las actividades y crear recuerdos inolvidables.

Respeta la Normativa

Infórmate sobre las normas y regulaciones del recinto. Cumplir con estas pautas te garantizará una estancia agradable y sin contratiempos durante tu visita.

Relájate y Vive la Experiencia

La Feria de Abril es una oportunidad única para sumergirte en la cultura sevillana. Relájate, disfruta del ambiente festivo y vive cada momento de esta magnífica celebración.