Un verano en Tarifa. Qué hacer y cómo disfrutar

Tarifa, situada en el punto más meridional de España, no solo es un precioso pueblo costero que atrae a turistas de todo el mundo, sino uno de los lugares de referencia en Europa para quienes disfrutan de los deportes marinos y del aire de su enclave.

Con sus impresionantes playas, su rico patrimonio cultural y sus deportes acuáticos de renombre mundial, es un paraíso para quienes buscan aventura, relajación y disfrutar de un ambiente bohemio en el que se convierte, sobre todo, en verano.

Una historia llena de emoción

Su historia se remonta a la época romana, algo que permite que quienes aman la cultura puedan disfrutar a la vez que la costa. 

El casco histórico de Tarifa es una visita obligada con varios atractivos culturales como el Castillo de Guzmán el Bueno, la Iglesia de San Mateo y la Puerta de Jerez. 

“Es conocida como la capital europea de los deportes acuáticos. Aunque los más destacados son el kitesurf y el windsurf, también pueden disfrutar del remo o el kayak” explican desde Surco Kitesurf.

En realidad, la disciplina que más aficionados reúne en torno a sus playas es el kitesurf.

El pueblo cuenta con varios spots, como Los Lances y Valdevaqueros, aptos para todos los niveles de kitesurf, lo que permite que quienes quieran aprender puedan llegar hasta aquí sabiendo que saldrán disfrutando de lo lindo gracias a los cursos de kitesurf en Tarifa que ofertan las escuelas. 

¿Qué se necesita para disfrutar?

Hay varias opciones para disfrutar de una estancia estival en esta zona.

En primer lugar están quienes disfrutan poniéndose a prueba y comenzando con alguna nueva disciplina deportiva. Para aprender a practicar kitesurf, los visitantes deben hacerse y acostumbrarse al equipo necesario, como cometa, tabla, arnés y traje de neopreno. 

Quizás también te interese:  Descubre los imprescindibles: Qué ver en Cebreros, joya oculta de la provincia de Ávila

“El kitesurf es una actividad que requiere práctica y paciencia, y los visitantes pueden progresar desde niveles principiantes hasta avanzados con la ayuda de instructores experimentados” explican.

Pero no solo es Tarifa. Es también una puerta de entrada a otros destinos interesantes en los alrededores. Los visitantes pueden realizar excursiones de un día a ciudades cercanas como Cádiz, Gibraltar y Tánger, que son ricas en patrimonio cultural y atracciones que no dejan indiferente a nadie.

¿Ventajas? Todas. Sobre todo disfrutar de uno de los enclaves más mágicos del sur español.