El reto de ser emprendedor en pleno 2024

El espíritu empresarial es un campo en constante evolución y mantenerse actualizado con las últimas tendencias y desarrollos es crucial para el éxito.

Aunque hay muchas nuevas normas que tener en cuenta en el ámbito del autónomo para poner en marcha su actividad empresarial, lo cierto es que, por suerte, existen asesorías que son capaces de abordar los requisitos legales para permitir que los emprendedores se centren en lo que realmente les va a reportar beneficios.

De cara al 2024, hay varias áreas clave a las deberían prestar atención a la hora de hacer sus planificaciones anuales y muchas tienen que ver con los avances tecnológicos.

La llegada de la IA a las empresas de forma definitiva

La inteligencia artificial (IA) y la automatización están cambiando rápidamente la forma en que operan las empresas. 

Desde chatbots y asistentes virtuales hasta algoritmos de aprendizaje automático y automatización de procesos robóticos, estas tecnologías están agilizando los procesos, reduciendo costes y mejorando la eficiencia de los equipos. 

Estar al día de ello es necesario, pero también contar con un buen asesor capaz de determinar cuáles serán las implicaciones legales y cómo utilizar las nuevas tecnologías cumpliendo con las normativas vigentes tanto a nivel español como europeo, ya que acaba de aprobarse también cuál será la directriz comunitaria con respecto a la IA.

“Algunos procesos implican trabajar con datos de clientes, con lo que es clave, por ejemplo, saber que se tienen todos los protocolos de protección de datos activados y todos los permisos por parte de las partes implicadas para tratar los mismos” explican desde Bailen Asesores, que reconocen haber visto cómo se han incrementado este tipo de consultas a las asesorías en Bilbao.

Quizás también te interese:  Los 10 emprendedores más exitosos de Moreda de Álava: Descubre sus historias inspiradoras

La sostenibilidad ya no es sólo una palabra de moda, sino que también se está convirtiendo en un factor clave en las decisiones de compra de los consumidores. 

Se buscan productos y servicios que sean ecológicos y sostenibles y los propios gobiernos de todo el mundo están implementando políticas y regulaciones para apoyar el emprendimiento sostenible. 

Por ejemplo, la Unión Europea se ha fijado el objetivo de lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050 y está ofreciendo financiación y apoyo a las empresas que adopten prácticas sostenibles en su transición. 

Una estrategia para un emprendimiento internacional exitoso es asociarse con empresas locales o contratar empleados locales que estén familiarizados con la cultura y el mercado cuando se quiere expandir el negocio, lo que implica conocer también la normativa de cara a contrataciones y a declaraciones de transacciones, algo que, por suerte, pertenece al trabajo de las asesorías.